domingo, 14 de abril de 2013

el que se va sin que lo echen...

Y un día, volvió.
Denme un rato que tengo que aprender a usar esta cosa de nuevo.

Y los pongo al día (?)...

lunes, 21 de febrero de 2011

Las plumas

Las veo por todas partes. Me gustan, me parecen mágicas. 
A veces he llegado a cargarlas de significado o las he tomado como señales, 
porque aparecían de la nada en momentos especiales.
¿Quién no lo ha hecho? ¿Quién no busca señales?

Hoy en otro arrebato artístico (?) garabateé otro bloquecito de madera. (me gusta mas el garabato inicial en lápiz que el resultado final en acrílico). Me está gustando el asunto, y Marce me hizo picar por el bichito de la intriga y ahora quiero pintar piedras.
Ahora, está junto al naranjo (Si Rober, eran naranjas amargas, me hiciste acordar) en el estante de las pinturas... veremos cuanto tardo en tirarlos a la basura, en un ataque de limpieza.


Y como estoy teniendo unos días poco rutinarios y particulares casi no encuentro tiempo para mí, asique aproveche un momentito de soledad e hice un sellito.
Mis herramientas no son las mas adecuadas para la tarea, pero creo que dentro de todo, 
salió bastante bien.
¿Ustedes, ven algo con mucha frecuencia? 
¿Tienen un "algo" especial que les gusta buscar o encontrar?

Nos leemos pronto.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Garabatos...


En casa había un naranjo.
Jamás comí una naranja de ese árbol. 
Era enorme, yo lo veía enorme, y tenía espinas gigantes.
Un día, papá lo podó.
Dejó de ser un árbol con forma de pelota.
Y dejó de llamarme la atención, ahora era simplemente un  árbol, igual a los  de otros jardines.
Con el tiempo, el naranjo fue podado varias veces y un día fue cortado.
En mi memoria, el naranjo del jardín sigue siendo una bola verde, llena de espinas gigantes, con naranjas muy escondidas entre sus ramas, naranjas que nunca comí.


 Ando garabateando trozos de madera que encuentro por ahí.
Acrílicos + tinta china + pincelito liner + ratito libre.

Reciclar corchos.

Este es un proyecto que tenía muchas ganas de realizar. Hace mucho, encontré la idea en varios sitios de Internet, dedicados a dar consejos para reciclar o reutilizar materiales.
Con la ayuda de algunos familiares que juntaron corchos y algunos que junté yo por la calle.
Armé este tablero porta notas.
Les dejo un paso a paso en imágenes, es muy simple.


Nos leemos pronto!

lunes, 10 de enero de 2011

Vamos de paseo pipipi (?)



 El puerto, oh! es lindo, si lo sabes mirar y recorrer es lindo.
Consejito para futuros visitantes, no caigan en la tontera de llegar al puerto y decir con cara de asco...
' mmmm que olor!'. Si gente, hay olor. He llegado a escuchar barrabasadas dichas de padres a niños asqueados que preguntan por el origen del nauseabundo aroma (y no es para tanto che!) a saber:
"Y pasa que hay muchos bichos, visteS".
"Es olor a mar"
"Porque los barcos vuelven sucios"
Y un montón de cosas más.
A ver...
En el puerto, no solo podrán ver lanchitas amarillas amarradas, barcos de mediana y alta altura, barcos de prefectura, lobos marinos y gaviotas, si ustedes prestan atención verán unos silos muy muy muy altos y grandotes, verán también fábricas dedicadas a las manufacturación de materiales y accesorios para esos otros edificios grandotes que se pueden ver a la legua llamados astilleros. Bien, parte de ese 'feo' olor proviene de las plantas procesadoras de pescado, que luego guardan las harinas y derivados en los silos.
Nada tiene que ver la fauna que ustedes podrán apreciar, el puerto de mar del plata es cuna de una loberia natural, es verdad que olor a colonia mujercitas no tienen, pero creer que son los pobres bichos los que apestan toooodo el puerto es como mucho.
El pescado no tiene olor feo. Tenganlo en cuenta, porque si ustedes compran pescado con olor hay algo que está mal.
Sigo...

eeeh... si, se los quería mostrar, que se yo como en todos lados hay personajes, aquí hay un muchacho que canta polcas y tarantelas... es divertido.
Bueno, van a encontrar muchos locales de venta de souvenirs y pescaderías con productos muy frescos.
Si van a la escollera Sur (esa que tiene el Cristo en el punta con los abrazos abiertos) también van a encontrar la lobería, y en la punta un café y un restaurante.


Cuando hayan terminado de recorrer todo, de sacarse fotos con las anclas, los huesos de ballena expuestos sobre la banquina, los timones, los buques y los lobos pasen por acá:

Esta plazoleta está ubicada justo enfrente de la entrada a la banquina.
Es el lugar donde a través de placas y ofrendas florares se recuerda a los trabajadores del puerto que han perdido su vida en alta mar.
Yo sé, que como paseo turístico tal vez sea medio bajón, pero cuando uno recorre el caminito ese, sin necesidad de parar a leer las placas,  toma conciencia que el laburo que esta gente hace día a día no solo es difícil sino que muchos dejan sus vidas allí.
La mayoría de los hombres que hoy trabajan en esas lanchitas son hijos o nietos de pescadores.

El leer algunas placas me lleno de emoción, porque algunos nombres como "Amapola" o "Angelito" están grabados en mi memoria. El seguir las noticias para saber si encontraron el barco que se perdió en la ultima tormenta, el escuchar a la gente del barrio conversar sobre el buque de altura que no llegó a puerto y llevaba como tripulante a un vecino, ver a las fileteras temprano a la mañana esperar el colectivo que las lleve al puerto, escuchar en la radio el llamado... Fileteros, hora 11 presentarse en ...
Son imagenes y escenas cotideanas, para mi que vivo en un barrio cercano al puerto y para el marplatense en general, incluso para el que vive en pleno centro aunque no vaya seguido a recorrerlo, aunque no conozca a nadie que trabaje allí.
Pasar un minuto por el monumento te hace pensar un rato largo.

Bueno paseamos una vez mas por el puerto, y no será la ultima vez, a mi me encanta. (si hay poca gente mejor XD)

viernes, 7 de enero de 2011

proyecto rapido

Para este nuevo año espero poder hacer al menos, una entrada semanal en este blog.
Espero poder llevarlo a acabo.


Aquí, les dejo un paso a paso en imagenes, es simple y muy ameno de hacer.
Un alfiletero realizado a partir de una macetita de barro (puede ser plástica tranquilamente u otro envase)
Cualquier duda, me escriben y con gusto les responderé.
Nos leemos pronto (el próximo viernes)